19- El Bordón del Apóstol

          Un elemento de interés que habitualmente pasa desapercibido a la mayor parte de visitantes y peregrinos de la catedral de Santiago de Compostela es un tubo metálico que contiene en su interior dos bordones, el del Apóstol Santiago y el de Franco de Siena. Quizás su anonimato se deba al origen incierto de su tradición medieval y que su culto nunca fue muy popular, de modo que en el presente resulta casi desconocida. Sin embargo, el lugar donde se encuentra se conserva todavía a través de los siglos.

DSC01227 - copia - copia          Su localización es el centro del crucero, prácticamente en el presbiterio de las celebraciones litúrgicas, adosado a una de las cuatro columnas que conforman la encrucijada entre la nave central y la transversal, concretamente la columna suroeste y central del crucero por su cara más noble, la que mira hacia el altar mayor, tal como se señala en esta fotografía hecha desde el lado norte de la tribuna.

 Estatua de Santiago peregrino que culmina la fachada del Obradoiro de la catedral compostelana         Una de las imágenes jacobeas más tradicionales, es la del apóstol peregrino, siendo habitual representarle con los aditamentos comunes del peregrino medieval, particularmente su largo báculo o bordón, como podemos verle en la cúspide de la fachada del Obradoiro o en lo alto de la Puerta Santa. Así concebido no resulta difícil recrear el significado de este báculo supuestamente del santo Apóstol en sus fatigas y viajes y con el que fue depositado en su sepulcro, donde se cita que lo encontró Teodomiro junto a sus restos.

DSC01000 - copia          Se trata de un gran tubo metálico adosado en paralelo a la columna mencionada, un cilindro de cobre oscurecido con el tiempo y de morfología ondulada en espiral, que acompaña este importante espacio de la catedral compostelana. Se levanta a poco más de un metro de altura y mide 2,28 m de alto por 10 cm de diámetro. Data del siglo XI, antecede por tanto a muchos de los elementos que han ido incorporándose a la catedral, y según la Crónica Iriense entre 1080-1090, la referencia más antigua, lo encontró el obispo Teodomiro en el siglo IX, al descubrir el sepulcro, junto a las reliquias del Apóstol.

          El Códice Calixtino (s. XII) menciona brevemente el bordón de Santiago para señalar su poder protector. También en los relatos antiguos sobre la vida del Apóstol se cuenta que se lo prestó al mago Hermógenes tras su conversión: “Toma mi bordón de viaje [le dice Santiago] y vete tranquilo con él a donde quieras”.

 11-Beato Franco Lippi de Grotti-11         Junto al que se dice bordón del Apóstol, separado por una lámina de plomo, se conserva también el de peregrino Franco de Siena, peregrino del siglo XIII, que lo dejó como exvoto tras recuperar en la catedral la vista que había perdido durante su vida poco virtuosa, por lo que fue a Santiago en peregrinación como muestra de penitencia y arrepentimiento. La leyenda cuenta que recuperó la vista perdida al lavar sus ojos con el agua de la fuente de la Rúa Franco, obrándose entonces el milagro que da nombre al lugar.

          Hay algunas referencias posteriores, como el peregrino alemán de origen polaco Niklolaus von Popplau en 1484, o el noble peregrino checo Leo de Rozmithal en 1466, que por lo que había oído en la catedral, cuenta que se colocó el bordón en el interior de la columna metálica porque “los peregrinos a hurtadillas le arrancaban pedazos y lo hubieran destruido”. Parece que desde entonces los devotos intentaban tocar la reliquia a través de un hueco en la base de la pequeña columna-relicario, para ganar indulgencias.

DSC01001 - copia          La columna de bronce tiene añadida en su parte más alta una imagen de Santiago del siglo XVI, sobre su terminal superior en forma de capitel y nuevamente con los elementos comunes del peregrino medieval.

          López Ferreiro señala que hacia 1880 el bordón estaba “casi enteramente oxidado; y para que no se acabase de reducir al polvo, rellenóse el tubo de una masa de cal en fecha no muy remota, y en la parte inferior se dejó un pequeño hueco para que los devotos puediesen tocar el regatón metálico que correspondería al báculo de Franco de Siena. Con el tiempo la cosa tuvo su aquel, porque empezó a caer un polvillo blanquecino por un orificio inferior por el que algunos peregrinos buscaban tocar el bordón, polvillo al que los más devotos concedieron el valor de reliquia por contacto, y se llevaban alguna muestra del mismo. Los peregrinos que metían la mano por el hueco de la columna, buscando tocar la reliquia apostólica, lo que realmente tocaban era el de Franco de Siena que, al parecer, era más largo. En todo saso y como dice mi amiga Lola Pérez Noguera, siempre se trataba de una reliquia.

59601_23793          Recientemente el tubo relicario ha sido mostrado en la exposición “Camiño. A Orixe” en el Museo Centro Gaiás de Santiago de Compostela bajo el patrocinio de la Ciudad de la Cultura entre marzo y septiembre de 2015. Durante la misma los bordones, por su valor sagrado, han sido protegidos en una funda de metacrilato y guardados en el museo catedralicio a la espera de que el conjunto sea nuevamente devuelto a su lugar y forma original, donde estuvo tanto tiempo.

          En todo caso, aunque es difícil por encontrarse la pieza en recinto poco accesible al visitante, ya que es un espacio acotado incorporado al altar mayor, puede comprobarse que si se acercan los dedos a su base, se notará que el hueco sigue allí. La tradición y el culto se han perdido, pero esta posible comprobación hace verosímil que esta fuera ciertamente su función, tal como relatan algunas fuentes.

Esta entrada fue publicada en 19- El Bordón del Apóstol, C - ARTÍCULOS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 19- El Bordón del Apóstol

  1. Lucas dijo:

    Interesante entrada¡¡¡

  2. Manuel Jesús Cano Martín dijo:

    Gracias por el artículo. Desconocía la existencia del bordón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s