7- El Reloj y la Torre

casco histórico         Hasta que se produjo la expansión masiva de Santiago fuera del casco histórico, la vida compostelana estaba regida por el reloj de la catedral, y la mayestática solemnidad de su enorme campana, la Berenguela, que con su sonido denso y potente marca el discurrir del tiempo en la ciudad de Compostela.

Gonzalo_Torrente_Ballester-ERREKA          Cuando esto aún era así, lo contaba de este modo Don Gonzalo Torrente Ballester en su obra Compostela y su ángel: “Compostela se hace en torno a la campana. La campana lo va creando todo día a día, siglo a siglo, sin más que dar las horas. Y la niebla es el caos de donde la campana va sacando las cosas”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA          Agotada su sonoridad por una grieta en su estructura y empujada por impulsos modernistas, la campana fue sustituida, y la vieja campana mayor junto a sus hermanas menores y más jóvenes, descansan en una esquina del Claustro como ornamento decorativo. ¿Conservarán desde su nueva posición, memoria de sus hermanas que viajaron de Compostela a Córdoba raptadas por Almanzor, y luego desde Córdoba devueltas a Santiago siglos después?.

Campanas de Compostela

Foto Juan Dorado          El reloj, de construcción plateresca, posee una única aguja que marca solo las horas en memoria de los tiempos en que no era necesaria mayor precisión; toma lugar en la torre a la que da nombre: Torre del reloj, también llamada Torre de la Trinidad, de más de sesenta metros de altura, mixta de gótico y barroco. Ahora otra campana de menor volumen, toca además los cuartos, complementando la justeza horaria de la aguja única. La primera parte de la torre es torre_berenguela parte barrocaun cubo gótico de función defensiva, iniciada en el siglo XIV por mandato del arzobispo Don Rodrigo del Torre_berenguela_ou_do_reloxoPadrón y concluida por el arzobispo Berenguel de Landoira que da su nombre a la torre y la campana mayor, aunque algunos románticos especulan que se debe a que rememoraba la esbeltez de la reina Berenguela. Su remate barroco fue obra de Domingo Antonio de Andrade, en el siglo XVII, cuando se añadieron dos cuerpos superiores decrecientes decorados con formas vegetales y motivos jacobeos, con cuatro torretas con cúpula que custodian los cuatro esferas del reloj, uno por cada lado de la torre.

Linterna          La parte más alta de la torre la ocupa la linterna o torre ornamental en donde se encendía una luz que guiaba a los peregrinos. Todavía hoy se enciende en los años Jubilares y ocasiones señaladas en recuerdo de su función de guía de los peregrinos. A pesar de la enorme cantidad de luces de la ciudad contemporánea que mitigan su identidad, todavía puede distinguirse con nitidez en las noches desde el monte del gozo, lo que revela la importancia que debió tener esta luz en las noches en que constituía una luz única en el horizonte de los peregrinos.

berenguela          La Campana Berenguela o campana mayor de la torre del reloj marca las horas. La original fue fundida en 1729 por Güemes Sampedro, fundidor asimismo, de una de las campanas de la Catedral de Burgos, la Santa Bárbara. Su peso aproximado es de 9600 kilos, tiene un diámetro de 255 cm. y una altura de 215 cm. Su afinación era en Do grave. La campana sufrió un agrietamiento de arriba a causa de la humedad. Tiene diferentes motivos, entre los que se encuentran una cruz patriarcal con calvario, cuadro sobre la batalla de Clavijo, las tres Marías, sepulcro de Santiago con 7 candeleros encima, una vieira y diversas imágenes entre ellas la de Santiago y Santa Bárbara. Fue campa_614324_0x0_izdasustituida por una réplica que se fundió en Holanda por Eijsbouts en diciembre de 1989, y colocada en la catedral en febrero de 1990. Dicen los mayores que cuando sonaba la Berenguela, su tañer, se podía escuchar desde Bastavales, pero la actual no tiene el mismo carácter que la original.

campana de cuartosLa Campana de los cuartos original fue fundida por el mismo artesano que la Berenguela y en el mismo año, tiene un peso aproximado de 1839 kilos, un diámetro de 147 cm y una altura de 150 cm. Está afinada en Sol. Su suerte fue la misma que la de su hermana mayor, se agrietó y fue reemplazada por una réplica realizada por los mismos artesanos que la Berenguela.

Fray Rafael VélezLa maquinaria, empero, sigue siendo la misma que costeó en el siglo XIX el arzobispo compostelano, pero malagueño de cuna, Fray Rafael de Vélez, pagando por ella 90.000 reales. La máquina anterior había sido realizada en Londres en 1803 con resultado mediocre pues acabó inservible apenas a los treinta años. Fue entonces cuando Fray Rafael Vélez decidió regalar una nueva. Se pidieron presupuestos a Londres y a Ferrol. A pesar de que esta última triplicaba el presupuesto del londinense, Fray Rafael optó (él pagaba) por la del ferrolano Andrés Antelo. Construida en 1830, fue colocada en julio de 1831, desde entonces suena con una especial armonía, como corresponde a un trabajo de artesanía confeccionado con el máximo rigor, y requiriendo solo un reajuste a fondo en 1989 cuando se Antonio Conde, responsable del mantenimiento del reloj de la Catedral, ante la maquinariasustituyó la campana. Un enorme armario cuadrado de madera, con cristales en los cuatro lados, se encuentra en el centro de la torre encerrando la maquinaria. De él salen cuatro ejes que son los que mueven las agujas en forma de flecha de las cuatro fachadas. También dos palancas que son las que hacen sonar las campanas que marcan el tiempo en el casco histórico de Compostela, desde hace ya más de 170 años. Acertó Fray Rafael y compró bien a pesar de las apariencias, pues la londinense promedio un costo de 1000 reales al año, mientras que la ferrolana promedia a la fecha actual unos 500 reales al año, y sigue funcionando. La londinense costaba 30.000 reales y la ferrolana 90.000. Bueno, pues finalmente la ferrolana que triplicaba el presupuesto de la británica, viene a costar la mitad que ella. ¡Caray con estos gallegos y su escalera!, se ve que lo de Galicia Calidade viene de antaño.

Esta entrada fue publicada en 7- El Reloj y la Torre, C - ARTÍCULOS. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 7- El Reloj y la Torre

  1. David freitas dijo:

    lo de siempre…somos los mejores en hacer campanas y otras cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s