8- Juan Tuorum y el Cruceiro do Home Santo

Porta do CamiñoSegún algunas fuentes, en el primer tercio del siglo XIV, año 1320, tras la rebelión para evitar la toma de posesión del nuevo arzobispo de la sede compostelana, nace una leyenda popular sobre un personaje que vivía en la Porta do Camiño. Se trataba del herrero Juan Tuorum, acusado de traición por liderar la ocupación de la ciudad para evitar la toma de posesión del arzobispo recién nombrado por Roma, Don Berenguel de Landoira. Cuenta la leyenda, como trasfondo de la trama, que Juan Tuorum tenía una hija, Blanca de nombre, la moza más hermosa de la ciudad, pretendida por el noble don Alonso Yáñez, pero a quien Blanca negaba su amor que reservaba para el mancebo de nombre Gastón.

pietro-da-cortona-sketch-4-14318vz--thumb-xlSofocada la rebelión de forma violenta y cuando las tropas arzobispales consiguen entrar en la ciudad, don Alonso Yáñez negocia las capitulaciones de paz con el prelado y entrega de la ciudad, delatando a Juan Tuorum de haber capitaneado la revuelta acusándole de echar al suelo las puertas del palacio arzobispal y su bandera, y enarbolar la del Rey; acuerda la entrega de Tuorum para ahorcarlo como traidor, maniobra con la que, además de quedar a bien con el arzobispo, eliminaba a Juan Tuorum, y le facilitaba acceder al amor de su hija Blanca de la que estaba profundamente enamorado. No previó que la bella moza, al conocer la felonía de su pretendiente, se suicidó arrojándose al río para evitar sus pretensiones. Relata Antonio Neira de Mosquera en su versión literaria de la leyenda que lo que incriminaba al herrador del campo de las Ruedas, el “generoso y esforzado” Juan Tuorum, era el boca a boca acerca de su espíritu idealista y querer defender lo que consideraba justo, además de tener una hija muy bella que provocó, por despecho al amor no correspondido, que delatara a su padre.

CondenadoCondenado a la horca en el Monte Ouriz (Monte de la Almácida), cuando la comitiva conducía a Juan Tuorom hacia su castigo, en el viejo barrio del Gozo, donde hoy está la calle de Bonaval, al pasar junto a la capilla de la Virgen de Belén, hoy desaparecida, donde según la tradición se detenían los reos para rezar sus últimas oraciones. Ante la imagen se detiene Juan Tuorum abrumado por la injusta deshonra a la que se veía sometido, la invoca para que le evitara aquella horrenda muerte diciendo en gallego antiguo ¡Vem et me-val!, (¡ven y váleme!). En ba3525928daquel instante cayó fulminado como atravesado por un rayo. Los testigos entendieron que lo presenciado revelaba que Dios estaba con Tuorum, y que había sido víctima de un milagro que le salvó de una muerte pública y deshonrosa en la horca, aclamando unánimemente: «é un santo, é un home santo». Algunos, quizás exaltados por el fervor religioso, aseguraron que los restos mortales del herrador exhalaban un perfume maravilloso, propio de la santidad. En aquel mismo lugar se le dio sepultura, colocándose sobre su tumba el cruceiro que aún hoy se conoce como del “Home Santo”; nombre que también se le dio a la calle compostelana por la que pasaba antes del milagro. El «ven e váleme», según Antonio Neira Mosquera, se convirtió popularmente en «Bonaval», dando nombre también a la imagen de la Virgen.

4163592291_4e339cfbc4_zHace algo más de un siglo, el Ayuntamiento santiagués efectuó unas obras en la Puerta do Camiño y, como interfería en ellas este Cruceiro, lo derribaron. El cura párroco de Sabugueira recogió las piedras y las trasladó a su feligresía, reinstalándolo allí, a unos 10 Kms de Santiago; próximo a Lavacolla, donde permaneció casi un siglo, salvándose de la ruina esta magnífica pieza. En época del Cardenal Quiroga Palacios se decidió recuperarlo y, ante la resistencia vecinal, se cuenta que tuvieron que volver de noche para llevárselo, situándolo nuevamente en la Porta do Camiño, instalado en los jardines frente a Santo Domingo de Bonaval en el parque que hay al final de la Rúa de San Pedro. El único elemento que se conserva del antiguo cruceiro gótico es la parte superior, siendo lo demás de cuando se trasladó a Sabugueira, o incluso cuando se montó nuevamente en la Porta do Camiño, en 1964.

Cruceiro de Bonaval. Mathieu Francois du Bertrand

Desde que Compostela se conforma como “Villa burguensis” el poder político en la ciudad incorpora la organización de los vecinos libres de la urbe, en especial a partir de 1105 en que el conde Raimundo de Borgoña y la reina Urraca otorgan lo más parecido a un fuero de la ciudad: un privilegio que ofrece exenciones a los habitantes de la que ya es definitiva Concejo abiertociudad. Esta primera forma del poder político urbano sería la de un Concilium o Concejo abierto de vecinos libres, asamblea local con presencia del delegado episcopal o villicus, que representa el señorío arzobispal ante ella. La crónica de Diego Gelmírez, Historia Compostelana, informa de un poder político urbano que se concreta en reuniones en el lugar donde se ubicaba una capilla del Santo Sepulcro «se reunían cada viernes en la iglesia de Santa Susana llamada desde antiguo ‘Otero de Potros’, con gente pertrechada con diversas armas». Era la forma del poder político urbano, en reunión abierta, al margen del detentador del señorío eclesiástico.

Béranger de Landorre (portrait de 1530, Compostelle, palais de l'archevêché, galerie des portraits des archevêques cl. P.N.)Hay por tanto un escenario básico de historicidad. Berenguel de Landoira, Maestro general de los dominicos, había sido designado por el papa Juan XXII como hombre de confianza para poner orden en la archidiócesis compostelana, cuyo señorío eclesiástico estaba siendo disputado por la burguesía local, encabezados por Alfonso Suárez de Deza, pretendiendo derrocar el señorío eclesiástico, impidiendo por la fuerza de las armas que se instalase en el palacio arzobispal, teniendo que refugiarse primero en el Castillo Rocha Forte y luego en Pontevedra, entre 1318 y 1320, año en que son liquidados los cabecillas de la rebelión, siguiendo después una represión entre los miembros del Concejo de la ciudad. A este Consejo debería pertenecer supuestamente Juan Tuorum, (aunque no aparece su nombre en las referencias escritas) y se le concede protagonismo de líder de la rebelión, por lo que será condenado. Estaría así justificado que entre sus partidarios quedara un poso de opresión e injusticia, a la que los relatores irán añadiendo elementos de la Leyenda de “La Virgen de Veneval” que veremos que es un siglo posterior a los hechos y que nada tiene que ver con la leyenda de Juan Tuorum.

104308807Fuentes mejor fundadas, mencionan que el levantamiento del cruceiro de Bonaval y de otros cruceiros, fue obra de San Vicente Ferrer que en labor predicadora peregrinó a Santiago de Compostela en 1412, tras predicar por toda España. Según la tradición, a él se le deberían muchos de los cruceiros que se encuentran a lo largo de la ciudad jacobea, pues durante su estancia habría aconsejado que se instalasen estos símbolos en las principales calles. La denominación de cruceiro del home santo se refiere al predicador Vicente Ferrer que lo mandó levantar.

Portico 2El vínculo con Juan Tuorum no es con el Cruceiro sino con la portada del primitivo claustro de Bonaval, que da una apariencia de verosimilitud al relato, pues dicha portada contiene una inscripción de 1330 que hace referencia al alma de Juan Tuorum: “Esta image he aqui posta por alma de Jhan Tuorum”. Está en el Pórtico que da entrada al cementerio de la Real Cofradía del Rosario, y que en su día era parte del primer Convento de Bonaval. Dicho pórtico fue trasladado en el siglo XIX a Lavacolla hasta que en 1970 regresó de nuevo a su lugar actual, en la entrada del cementerio del Rosario, donde recibían sepultura los miembros de la Real e Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, de la que debería ser miembro Juan Tuorum.

Filgueira Valverde (1906-1996) relaciona Bonaval con la leyenda de Juan Tuorum de modo breve y prosaico, cuando la cierto es que esta leyenda no era una tradición medieval 4814-151362-a-52419227 (2)como se quiere simular, sino un producto literario del siglo XIX que nace adornada de elementos novelescos. La difusión de la leyenda nace a partir de relatos novelados de Antonio Neira Mosquera: “La calle de Bonaval, Tradición popular, 1330” en Monografías de Santiago de 1850, y “Pórtico antiguo de la calle de Bonaval (Santiago)”, en Galicia Monumental, de 1854. En otras versiones de la leyenda se intercalan, sin fundamento, algunos episodios de la Gesta Berengarii Landoria, como en la obra de Bernardo Barreiro y Vázquez Varela de 1877, “El home santo de Bonaval: apuntes históricos sobre el herrador Juan Tuorum, caudillo popular del siglo XIV”. La leyenda se populariza con la versión teatral y versificada de Isidoro Casulleras “Juan Tuorum: Leyenda sobre una tradición gallega del siglo XIV”R0181840a16d4e39a76c195985df1baae, premiada en el Certamen de los juegos Florales de 1880, con romántico final en que el mancebo Gastón acaba dando muerte a Alonso Yánez tras duelo de esgrimistas. Estos autores interpretan gratuitamente los datos históricos, incurriendo en una fantasía desbordante, inventando personajes, modificando épocas y manipulando protagonismos.

Las Leyendas Tradicionales GallegasHay una equivalencia en el relato de las Leyendas Tradicionales Gallegas, que permite entender el trasvase y explica las incongruencias y duplicidades cuando la Tradición se ha convertido en Literatura en donde pesa más las formas del autor que el propio contenido de la tradición y su fondo de historicidad. La leyenda de “La Virgen de Veneval” es realmente la del ajusticiamiento de un estudiante injustamente acusado de asesinar al amante de una peregrina, crimen cometido por el conde de Aveiro. A partir de aquí acontecen los mismos hechos que se adjudican a Juan Tuorum, aunque aquí se trata de la Virgen de la Soledad, y la invocación del reo es ahora ¡Miña Virxe santa: ven el valme!. Leandro Carré Alvarellos la sitúa en 1427, un siglo después de la de Juan Tuorum, sin alusión alguna al cruceiro do Home Santo ni al topónimo de Bonaval. Parece tratarse, por tanto, de un “préstamo literario” que con total inventiva cambia la cronología del escenario y de sus protagonistas, y atribuye a Juan Tuorum acontecimientos de una tradición gallega un siglo posterior.

3c589e1cf5f309d24a573266636538ceDesde el primer tercio del siglo XIV numerosos burgueses compostelanos empezaron a recibir sepultura en el nuevo cementerio de Santa María de Bonaval, que se habías instalado en el primitivo claustro. A él daba acceso una portada con inscripción votiva de carácter funerario de 1330, financiada por Juan Tuorum como mecenas devoto de la Virgen de Bonaval, que había subvencionado en sufragio de su alma en el mismo año de la ceremonia de consagración del templo. Sin argumentos históricos y manejando incorrectamente las fuentes, se vincula al promotor de esta inscripción con un episodio de la citada sublevación urbana contra el arzobispo fray Berenguel de Landoira entre 1318 y 1320, diez años antes de la propia inscripción. La identificación del personaje al que se refiere la portada con un herrero al que convierten en caudillo de la revuelta, carece de fundamento y no guarda ninguna relación con aquella.

16167102431221329898427688155621

Esta portada de Juan Tuorum que da acceso al cementerio y capilla de la Cofradía del Rosario (de la que a buen seguro era miembro relevante), con la imagen de la Virgen y el Niño en el centro del tímpano, está flanqueada por dos figuras de dominicos (Santo Viegen de BonavalDomingo y San Pedro de Verona); a la izquierda de la inscripción a beneficio de su alma figura el año (1330) y a la derecha un blasón atribuible a Juan Tuorum, además de otros escudos de otros linajes nobiliarios en las mochetas o ángulos de la puerta; por tanto Juan Tuorum era benefactor de noble linaje, mecenas de ese portal, por lo que lo más probable que como devoto de la Virgen de Bonaval y benefactor de la orden de dominicos, fuera conocido y colaborador del arzobispo de su ciudad y Maestro general de los dominicos. Nada permite especular que fuera el líder de una rebelión.

Rúa do Homme SantoSin embargo, la referencia de un manuscrito del siglo XVIII, sobre una lápida con los utensilios de un herrero con una pequeña cruz, donde yacía un “cuerpo santo”, pudo servir de argumento para atribuir el enterramiento a Juan Tuorum y venerarlo como santo. Cruceiro-Home-Santo-Bonaval_Santiago-de-CompostelaAsimismo, otras fuentes que mencionan el emplazamiento de un crucero denominado “la cruz del home santo” en la actual calle de Bonaval, fueron empleadas para vincularlo con él. Sin embargo este crucero era muy posterior y conmemoraba la peregrinación de San Vicente Ferrer a Santiago. Finalmente, la asociación del nombre de Bonaval con la invocación “ven e valme”, pronunciada por la víctima al pasar ante la imagen de la Virgen, no responde a una evolución lingüística lógica y no es más que una “etimología popular”. El origen del topónimo “Bone vallis”, traducible como buen valle, se remonta a la fundación del convento hacia 1222-1224 con la primitiva advocación de Santa María, y hace referencia únicamente a su localización geográfica y no a una expresión verbal.

Fuentes consultadas.

1.- Antonio Neira de Mosquera. Monografias de Santiago: Cuadros históricos, episodios políticos, Tradiciones y Leyendas…, Tomo 1, 1850. Santiago, Imprenta de la Viuda de Compañel e Hijos, La Calle de Bonabal, Tradición Popular 1330, pp. 347-356.

2.- Antonio Neira de Mosquera, «Galicia monumental. Pórtico antiguo de la calle de Bonaval (Santiago)», Semanario Pintoresco Español, 43 (22 de octubre de 1854), pp. 337-339.

3.- Antonio López Ferreiro, Historia de la Santa A. M. Iglesia de Santiago de Compostela. Santiago 1904, Volumen VII, pp. 156, nota 1.

4.- Carmen Manso Porto. Arte gótico en Galicia. Los dominicos, I, Fundación Pedro Barrie de la Maza, A Coruña 1993, pp. 172, 197.

5.- Juan Renales Cortés. Celtismo y literatura gallega, la obra de Benito Vicetto y su entorno literario. Xunta de Galicia, 1996, pp. 89

6.- Leandro Carré Alvarellos, Las leyendas tradicionales gallegas. Espasa Calpe, colección Austral, sexta edición, 1999, pp. 283-288

7.- Félix Cariñanos San Millán, La mujer en el Camino de Santiago, Fayuela: revista de estudios calceatenses, Nº. 1, 2005, pp. 41.

8.- Julio I. González Montañés, 2002-2009, Teatros y Espectáculos públicos en Galicia, Predicadores en Galicia, http://www.teatroengalicia.es/sermonesgalicia.htm

9.- Marilar Aleixandre, Tierras de Compostela, Tellados, chemineas e o valente Xoán Tuorum, Promocións Culturais Galegas, S.A. 2009, pp. 13-18.

10.- Las Voz de Galicia, Santiago, L4, 19 Marzo 2017, La Compostela negra ya tiene su ruta. https://www.grupoarial.es/docs/actualidad/2017-03-19-LVG.pdf

11.- Clodio González Pérez, O cruceiro ou cruz do Home Santo de Santiago de Compostela: historia e lenda. Actas do V Congreso Galego de Cruceiros. Asociación Galega para a Cultura e a Ecoloxía, 2014. Págs. 119-130.

12.- Gran Enciclopedia del Camino de Santiago. 2010. Entrada Vicente Ferrer. Tomo 18, pp. 77.

13.- Carmen Manso Porto. Iconografía y devoción dominicana en la Galicia medieval: Santo Domingo de Guzmán, San Vicente Ferrer, San Pedro de Verona. Archivo Dominicano: Anuario. Año 2016, Número Extraordinario 37, pp. 487-491.

14.- Portadas de Compostela 1 – blogs.xunta.gal. http://blogs.xunta.gal/educacionpatrimonial/wp-content/uploads/sites/15/2020/05/3.PORTADAS-DE-COMPOSTELA.pdf

15.- Xosé M. Sánchez Sánchez. Aproximación al Concejo de la ciudad de Santiago de Compostela y su configuración entre los siglos XIII-XIV. Un poder urbano el el señorío episcopal. Espacio, Tiempo y Forma, Serie III, Historia Medieval, 32, UNED. 2019, pp. 413-445.

16.- José Antonio de la Riera Autrán. Leyendas de Compostela: Juan Tuorum. Camino de Vuelta. Editorial Ringorango S.L. 2019.

Anuncio publicitario
Esta entrada fue publicada en 8- Juan Tuorum y el Cruceiro do Home Santo, H- MILAGROS Y LEYENDAS. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s