44- Paio Soarez de Taveirós y la cantiga da Garvaia

 

Pazo – Castillo – Torre de Guimarei, A Estrada, comarca de Tabeirós (Pontevedra) Siglo XII

Pazo – Castillo – Torre de Guimarei, A Estrada, comarca de Tabeirós (Pontevedra) Siglo XII

Untitled-design-1Trovador galaico-portugués cuyas trovas tuvieron eco en tramos del Camino de Santiago, ruta de los portugueses. Autor procedente de la aristocracia gallega pontevedresa, activo durante las primeras décadas del siglo XIII. Era hermano del trovador Pêro Velho de Taveirós, ambos naturales de las tierras de Tabeirós (A Estrada, Pontevedra), y ambos de los más antiguos trovadores gallegos formando parte de la que posiblemente sea la «primera corte poética gallega» de la que tenemos noticia, la de Don Rodrigo Gómez de Trastámara, Conde de Traba.

Ribeirinha3 El interés de este trovador está en ser autor de la célebre Cantiga da Garvaia, o da Ribeirinha, que Carolina Michaëlis de Vasconcelos situó antes de 1200, tal vez en 1198, o 1189, y en todo caso una de las primeras cantigas de la lírica profana galaico-portuguesa, incluso durante mucho tiempo se le concedió la condición de primera obra escrita galaico-portuguesa.

Hoy se tiende más a considerar que este título le corresponde a la cantiga de escarnio del portugués João Soares de Paiva, “Ora faz ost’o senhor de Navarra”, para el que se señala la fecha de 1196, ya que otros autores retrasan la composición de Soares de Taveirós a los comienzos del siglo XIII. Esta pugna de unos pocos años para definir si la antigüedad es la de un poeta gallego o portugués, no parece tener mucho interés real, ya que ambas referencias son igualmente marcadoras del inicio de la lírica galaico-portuguesa que se identificaba por los mismos criterios lingüísticos y literarios.

vassalagem amorosaEs considerada  una cantiga de amor, pero plena de ironía, por lo que hoy es considerada como una cantiga satírica o de escarnio. Más allá de si es la primera o segunda cantiga más antigua conocida, continua siendo un desafío para los críticos, aún en desacuerdo sobre cual es su verdadero sentido, en particular en relación con el personaje al que se dirige: una hija de D. Pai Moniz, identificado como Dª Maria Pais Ribeiro, la famosa Ribeirinha, amante del rey portugués D. Sancho I (1185-1211). Por eso la Cantiga da Garvaia se conoció también como Cantiga da Ribeirinha. El hallazgo de la existencia en la época de varias personas llamadas Pai Moniz, o Paio Moniz así como el origen gallego del autor, sin embargo, parecen contradecir esta hipótesis, ahora muy cuestionada.

Miniatura del Cancionero de AjudaAdemás, el texto no se ha fijado definitivamente, sino que hay variantes interpretativas que permiten ver el poema de un modo u otro, ya sea como un canto de amor o como canto de escarnio y maldición. Otro motivo de duda es que el texto presentara originalmente una tercera estrofa, ahora perdida. Incluso hay una hipótesis reciente que cuestiona la autoría de Paio Soares de Taveirós, atribuyendo la canción a Martim Soares o a Alfonso X el Sabio. El texto tiene todas las características típicas de una canción de amor, por cuanto una voz poética masculina expresa su amor a una dama idealizada de la nobleza. Sin embargo, hay detalles que merecen ser considerados: el trovador identifica a su dama, hecho que viola el código del amor cortés, cuyo primer precepto ético es ocultar la identidad de la dama amada y habla de un momento en que la dama fue vista en intimidad, para luego exponer con ironía y reproche que aun siendo una dama de alta condición, no dio al poeta ni un pequeño obsequio.

Iluminura do Cancioneiro da AjudaEn un artículo relativamente reciente, José Carlos Miranda, partiendo de la discrepancia entre los manuscritos en cuanto a la transmisión de la obra de Paio Soares de Taveirós, propuso que el conjunto de composiciones conservadas únicamente por el Cancionero da Ajuda, con la numeración actual A36- A39 (conjunto que incluye la famosa «cantiga da garvaia»), debe atribuirse, no a Paio Soares, sino a Afonso X el Sabio. En un artículo posterior, que incluye el análisis de esta propuesta, Resende de Oliveira concluye, sin embargo, que no existen razones documentales para excluir este grupo de canciones de la obra de Paio Soares.

Se conservan de este trovador quince Cantigas de las cuales diez son  “Cantigas de Amor”, tres “cantigas de amigo” y dos “tençó”, una  que mantiene con su hermano Pero Velho y otra con Martín Soarez.  La mayor parte de ellas figuran en el Cancioneiro de Ajuda.

Cantiga da Garvaia,  [32 A, 147 B]

No mundo nom me sei parelha,
mentre me for como me vai;
ca ja moiro por vós, e ai!,
mia senhor branca e vermelha,
queredes que vos retraia
quando vos eu vi em saia?
Mao dia me levantei,
que vos entom nom vi feia!

E, mia senhor, des aquelha,
me foi a mi mui mal di’ ai!
E vós, filha de Dom Pai
Moniz, en bem vos semelha
d’ haver eu por vós garvaia?
Pois eu, mia senhor, d’ alfaia
nunca de vós houve nem hei
valia d’ua correia!

Dona_Maria_Paez_Ribeyra,_Don_Alfonso_Dyniz_(Pierre_Giffart,_1694) (2)Una traducción en prosa facilita su comprensión: «En el mundo no conozco a nadie que se me compare en infelicidad, mientras mi vida sigue como va, porque ya me muero de amor por ti – ¡ay! mi señor de piel blanca y mejillas sonrosadas, ¡quieres que te describa cuando te vi sin manto! En un día infeliz me levanté, ¡porque te vi hermosa, y no fea! Y, mi señor, desde ese día, ¡ay! Me fue muy mal todo, y tú, hija de Dom Paio Moniz, te parece suficien-te y satisfactorio, que yo reciba, a través de ti, una guarvaia (Prenda de vestuario de corte y de luxo); porque yo, mi señor, como prueba de amor, nunca recibí de ti, ni recibiré, ni siquiera el simple valor de una correa”. Sospechando que esta noble dama gallega, seguramente perteneciente al entorno social del poeta, era la destinataria de la cantiga y que la “guarvaya” podía ser el pago en prendas que ella le hubiera ofrecido como recompensa a unos versos laudatorios, lo que el trovador, como amante no correspondido, no está dispuesto a aceptar, no sólo por no haber recibido sus favores, sino por haber estado muy cerca de obtenerlos. Se venga desvelando su identidad y humillando su estirpe noble. De modo que Pai Soarez ha dado la vuelta al esquema trovado-resco y cortés; la perfidia natural de la dama ha sido denunciada y expuesta crudamente.

Cancioneiro_da_Ajuda_095_9, Paio Soares de Taveirós. Senhor, os que me querem mal (A 36), Eu sõo tam muit'amador (A 37), No mundo non me sei parelha (A 38)Compuesta para ser cantada y con espacio previsto para la escritura musical, este cancionero no incorporó la notación musical y debió ser cantada de viva voz. Pero la melodía no nos ha llegado, por eso escucharemos en primer lugar la versión declamada de Tom Paranhos, que nos permite percibir que, aún sin música, el texto poético goza de una musicalidad natural desde su métrica rítmica.

Y en segundo lugar la versión musicada, a mi criterio bien conseguida, de Denise Emmer y Alain Pierre, aunque su elaboración armónica y modulaciones tonales son posteriores a la propia época de la cantiga.

Fuentes:

1.- Gema Vallín. Pai Soarez de Taveiros: Datos para su Identificación. Ediçòes Cosmos e Associasçào Hispánica de Literatura Medieval, 1993, pp. 39-42.

2.- Gema Vallín. Filla de don Paay Moniz ¿De Rodeiro?. Medioevo y literatura: actas del V Congreso de la Asociacion Hispánica de Literatura Medieval / coord. por Juan Salvador Paredes Núñez, Vol. 4, 1995, págs. 431-438.

3.- Las cantigas de Pay Soarez de Taveirós, ed. de Gema Vallín, Universidad de Alcalá de Henares, Alcalá de Henares, 1996, A 39; XII.

4.- C. Michaelis de Vasconcelos, Cancioneiro da Ajuda. Reimpresso da edigáo de Halle (1904), acrescentada de um prefácio de Ivo Castro e do glossàrio das cantigas (Revista Lusitana, XXIII), Lisboa, 1990, voi. n ,pp . 307-321.

5.- Ron Fernández, Xavier (2005), “Carolina Michaelis e os trobadores representados no Cancioneiro da Ajuda”, in Carolina Michaelis e o Cancioneira da Ajuda hoxe, Santiago de Compostela, Xunta de Galicia, p. 137-140.

6.- Gran Enciclopedia del Camino de Santiago. Ediciones Bolanda 2010, Tomo 13, pp. 138

7.- Miranda, José Carlos, «Será Afonso, o Sábio, o autor anónimo de A 36/ A 39?», in Mª do Rosário Ferreira, Ana Sofia Laranjinha et José Carlos Miranda (eds.), Seminário Medieval 2009-2011, Porto, Estratégias Criativas, 2011, pp. 99-124.

8.- Oliveira, António Resende (2013), «O Irrequieto Cancioneiro Profano do Rei Sábio», in Revista Portuguesa de História, nº 44, Coimbra, 272-274.

Esta entrada fue publicada en A - PREFACIO. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s