32 Payo Gomes Chariño entre la marina y la trova.

          Payo Gomes Chariño  o Payo Gomez de Sotomayor fue un noble gallego marino y militar, primer señor de Rianxo, Adelantado Mayor del Reino de Galicia, y figura política de la corona de Castilla, que fue también poeta y singular trovador en lengua gallega, exponente de la perfección técnica y estética a la que llegó el cancionero en gallego en el siglo XIII.

          Nació probablemente en 1225 en una familia de la nobleza del suroeste de Galicia, en Pontevedra o sus cercanías. Brilló por sus dotes militares en el mar. Destacó al frente de la flota que conquistó Sevilla para Castilla remontando el Guadalquivir (1248).

          A la edad de 22 años y bajo el reinado de Fernando III, se incorporó con sus naves a la flota de guerra reunida por don Ramón Bonifaz en las villas del Cantábrico, y juntos se dirigieron al Guadalquivir.

          Allí destacó en la conquista de Sevilla, pues cuenta la tradición que era él quien mandaba las dos naves gallegas que, puestas en vela y con viento favorable, rompieron el puente de barcas y las cadenas que había sobre el Guadalquivir, dejando así incomunicado el barrio de Triana con la capital de Sevilla, acción que fue clave para la victoria y la conquista de la ciudad. Con la flota que Fernando III preparaba y que luego su hijo Alfonso X armó para invadir el reino almohade del norte de áfrica, fue donde D. Payo ganó la experiencia y el prestigio por el que el rey Alfonso X, poco antes de ser sucedido en el trono por su hijo Sancho IV, le nombro Almirante en 1284, a los 59 años, cargo que ejerció hasta 1286; y en 1292, el propio rey  Sancho le honró con su máxima confianza nombrándole Adelantado Mayor del Reino de Galicia, a donde pasaría a vivir definitivamente.

          Su relación con Sancho IV fue muy estrecha, acompañándole en su peregrinación a Compostela en 1286, periplo en el que Gómez Charinho ganó la plena confianza y ganó del monarca algunos privilegios para su tierra natal, Pontevedra.

          A la muerte de Sancho IV, y ante la supuesta debilidad de su viuda y regente Dª María de Molina hasta la mayoría de edad del hijo de ambos, Fernando IV, Don Juan de la Cerda pretendió hacerse con la corona de los reinos de Sevilla, Galicia y León, dejando a María de Molina la regencia de Castilla y Toledo. En la guerra civil consecutiva, D. Payo tomó partido por la regente, defendiendo las fronteras del reino de Galicia como correspondía a su cargo, y hubo de enfrentarse con D. Juan Alfonso de Albuquerque, valedor en Galicia de Juan de la Cerda, logrando vencerle y hacerle prisionero. Pero poco después, contando ya con 70 años, cuando acudía como mediador entre los infantes D. Juan y D. Enrique, D. Rui Pérez de Tenorio le daría muerte en el año 1295 en  Ciudad Rodrigo, y se cuenta que le mataron a traición “dándole con un cuchillo por medio del corazón e cayó luego de un caballo que montaba”.

          Fue enterrado en un majestuoso sepulcro en la iglesia de San Francisco, con existencia de documentos que acreditan el pago de noventa y cinco reales anuales al convento de San Francisco por derechos de la sepultura de Payo Gómez Charino y sucesores, y por el Patronato de la capilla de la Adoración de los Santos Reyes. En el lado de la Epístola contiene una leyenda en su lápida que dice:

AQVI: IAZE: EL MUI NOBLE: CABALLERO: PAYO
GUOMEZ: CHARINO: EL PRIMEIRO: SEÑOR: DE RRIANJO:
QUE GUANO: A SEVILLA SIENDO: DE MOROS: Y LOS:
PREVILEIOS: DESTA VILLA: ANO DE I…(1304, era la fecha que contenía)

          Posteriormente el sarcófago fue usado por sus descendientes como panteón familiar. De hecho la inscripción fue realizada en fecha posteriormente a la del sarcófago, que Chamoso Lamas dató en 1308. Fueron sus bisnietos, Suero Gómez de Soutomaior e Juán Mariño quienes en el siglo XV añadieron la inscripción y los escudos.

          En 1923 se procedió al traslado del sarcófago a su nueva ubicación, y allí descansa junto a sus descendientes, y a otro sarcófago, probablemente de su esposa doña María Giráldez Maldonado, que sobrevivió once años a su esposo hasta que murió en la ciudad de Pontevedra.

          Se le conocen 28 composiciones entre cantigas de amor y de amigo. Sólo queda de él una cantiga de escarnio. En sus poemas amorosos introduce la temática marinera, que da lugar a la entrañable invocación al Apóstol.

          Es un exponente de la perfección técnica y estética a la que llegó el cancionero en gallego en el siglo XIII.

          Escuchamos la versión del grupo Performers en la voz de Paulina Ceremużyńska del Grupo de Música Antiga Meendinho que sobrecoge nuestro espíritu por la belleza emocionante de la música y del texto formando una unidad de sentimiento que remueve a cualquier oyente.   

https://youtu.be/gnq2If_TWZY

[B 817 / V 401]

As frores do meu amigo
briosas van no navío
E van-se as frores
d’aquí ben con meus amores!
Idas son as frores
d’aquí ben con meus amores!

As frores do meu amado
briosas van eno barco!
E van-se as frores
d’aquí ben con meus amores!
Idas son as frores
d’aquí ben con meus amores!

Briosas van no navío
pera chegar ao ferido.
E van-se as frores
d’aquí ben con meus amores!
Idas son as frores
d’aquí ben con meus amores!

Briosas van eno barco
pera chegar ao fossado.
E van-se as frores
d’aquí ben con meus amores!
Idas son as frores

d’aquí ben con meus amores!


Pera chegar ao ferido,
servir mí, corpo velido.
E van-se as frores
d’aquí ben con meus amores!
Idas son as frores
d’aquí ben con meus amores!

Pera chegar ao fossado,
servir mí, corpo loado.
E van-se as frores
d’aquí ben con meus amores!
Idas son as frores
d’aquí ben con meus amores!

 

          Y la ternura de sus poemas amorosos se encuentra con la entrañable invocación al Apóstol, que escuchamos con el corazón compungido del Ensemble Discantus y Brigitte Lesne, un tema en donde el amor humano y la fe en el apostol se hacen uno desde el siglo XIII.

https://youtu.be/YInu0wwpNRE


[B 843 / V 429]

Ai Santiago, padrón sabido,
vós mi adugades o meu amigo!
Sobre mar ven quen frores d’amor ten:
mirarei, madre, as torres de Geén.

Ai, Santiago, padrón provado,
vós mi adugades o meu amado!
Sobre mar ven quen frores d’amor ten!
mirarei, madre, as torres de Geén.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 32 Payo Gómez Chariño entre la marina y la trova., B - MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s