24- La Torre de la Carraca.

 

4.1.1

          La Matraca o Carraca es un instrumento musical de percusión de la familia llamada de los idiófonos o grupo instrumentos que se caracterizan porque usa su cuerpo como materia resonadora. Es el grupo que forman instrumentos como las campanas, las castañuelas, los xilófonos, y hasta los platillos y los gongs, y naturalmente la carraca. Está formada básicamente por una rueda de madera con dientes, los cuales, al hacerlo girar sobre un eje que sirve de mango, tocan una lengüeta flexible y producen un sonido sordo y seco un tanto ingrato al oído y muy característico.

Carraca portuguesa          El nombre procede del árabe pues la palabra viene del árabe “mitraqa”, que significa martillo, y de “táraq”, que significa golpear. Se añade también un sentido onomatopéyico, pues hârraqa o hârraq, es un término árabe que se refiere a un gran navío de mercancías (la carraca), un barco pesado que hacía sonoros crujidos. Se introduce en España con los árabes y se adaptó bastante bien en Europa medieval, como instrumento de percusión para acompasar trabajos como la “pisa” de la uva.

Torre de la Carraca. vigoenfotos          En España va a ser muy utiliza durante la Semana Santa, para sustituir a las campanas y obtener un sonido de efecto ingrato sugerente de duelo, frente al glorioso y festivo que proponen las campanas. Muchas iglesias españolas incorporan en una de sus torres una gran carraca que intenta simular un terremoto en el Oficio de Tinieblas de la Semana Santa, buscando emular los trastornos de la naturaleza en el trance de la muerte del Salvador, o se hacían sonar en las celebraciones entre el Jueves y el Sábado Santo, para anunciar a los fieles el comienzo de los actos religiosos y como símbolo de duelo por la muerte de Cristo, sustituyendo al sonido de las campanas durante los días en que Cristo permanecía muerto. Actualmente está en desuso en la liturgia. La torre izquierda de la fachada compostelana incorporó, siguiendo esta costumbre de época, una enorme carraca, tan significativa que dio nombre a la torre. Cuenta la leyenda que el ruido de esta carraca era tal que hizo creer a las tropas napoleónicas que se había producido un motín en la ciudad y por ello levantaron el campamento.

La carraca llega a la torre con el concurso de una grúa. Foto ÁLVARO BALLESTEROS          Recuperando la vieja tradición a partir del año santo 2010, se ha instalado nuevamente una réplica de la vieja carraca en dicha torre, colocada con una enorme grúa en el lugar que ocupaba la vieja, que se conserva con interés museístico y constituyendo la posibilidad de conservar un nuevo elemento histórico de la ciudad. El nuevo instrumento, emulando al viejo, está compuesto por cuatro cajas de resonancia rectangulares colocadas en cruz, cada una de las cuales lleva en su interior una lengüeta que, al rotar sobre un eje con forma de rueda dentada, las golpea y hace sonar al unísono. Al igual que la antigua carraca, los brazos de su réplica están construidos en madera de castaño y miden algo más de dos metros y medio. El instrumento se completa con La nueva carraca. Consorcio de Santiagoun manubrio que permite manipularla y hacerla sonar, y ha quedado anclado en la cara interior de una de las paredes de la torre en forma de cruz de San Andrés. De la construcción de la réplica y la restauración de la antigua se ha encargado el Consorcio de Santiago con el apoyo financiero de la Sociedad de Xestión do Xacobeo, unos trabajos en los que se han invertido 25.000 euros, y formando parte de los más de 400 actos culturales organizados con motivo del 800 aniversario de la consagración de la catedral compostelana.

          Después de casi 50 años de ausencia, la Catedral de Santiago de Compostela ha recuperado la carraca que sustituye a las campanadas durante la Semana Santa. Su atronador sonido llamará nuevamente al duelo por la pasión y muerte de Cristo.

          Aunque con un sonido algo interferido en un caso, y lejano en el otro, estos videos nos dan una idea de la sustitución de las campanas por otro que sorprende ingratamente al oído como una llamada al duelo.

Esta entrada fue publicada en 24- La Torre de la Carraca., B - MÚSICA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 24- La Torre de la Carraca.

  1. M Teresa dijo:

    Muy interesante e instructivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s