15-Veni Creator Spíritus y la Apertura de la Puerta Santa.

Nueva imagen (2)     Un momento emblemático en el inicio de todo Año Santo Jacobeo es la Apertura de la Puerta Santa en el 31 de Diciembre precedente al año en cuestión, siendo uno de los momentos propicios para la entonación del Nueva imagen (1)Veni Creator Spíritus, canto gregoriano que tradicionalmente se entona en procesión desde de la puerta de Platerías hasta La Puerta Santa, en la Plaza de La Quintana, antes del momento previo a los golpes de martillo con que el arzobispo compostelano culmina el rito y derriba el muro de mampostería de la Puerta Santa.

     El texto, en latín, invoca la presencia del Espíritu Santo, y el Breviario Romano asigna este himno a las Vísperas (I y II) y a la Tercia del día de Pentecostés (y toda su octava), que celebra el descenso del Espíritu Santo sobre los Apóstoles a los cincuenta días de la Resurrección de Cristo, marcando el inicio de la Iglesia. Este sentido de iluminación divina y de inicio es el que justifica plenamente su uso en momentos eclesiásticos de apertura o de inicio de un ciclo. Así es tradicional, junto al conocido himno académico “Gaudeamus Igitur”, cantar también el Veni Creator Spiritus al comienzo de solemnes actos académicos en las universidades y centros de enseñanza, como vestigio del origen eclesiástico de estas instituciones.

    La Iglesia también lo entona en funciones solemnes tales como la elección de Papas, la consagración de obispos, la ordenación de sacerdotes, la dedicación de iglesias, la celebración de sínodos o concilios, la coronación de reyes, etc.

Rabanus Maurus (izquierda) presenta su obra al Arzobispo de Mainz    El texto, del siglo IX, se atribuye al monje benedictino alemán Rabanus Maurus (776-856), que fuera abad de Fulda y arzobispo de Maguncia. Fue musicado para el canto gregoriano como una melodía monódica interpretada a capella sin acompañamiento instrumental y entonado solo por voces masculinas. Hoy, con criterios más adaptados a los tiempos, es común incorporar el acompañamiento instrumental (órgano especialmente) y las voces femeninas como parte del pueblo que las canta, y no solo la comunidad monástica.

Infinidad de compositores de las distintas épocas y estilos musicales lo han utilizado en sus obras, empezando por las formas más tradicionales, hasta las composiciones más elaboradas y sinfónicas.

Como canto del ritual de apertura de la Puerta Santa se viene usando el canto en su riguroso modo monástico, aunque su escenario procesional de cara al público, viene haciendo de él un canto participativo en que no cantan solo los canónigos sino también el pueblo, que interviene así activamente en la liturgia.

Podemos notar esta tendencia comparando las formas más ortodoxas, las de los benedictinos, como la tradicional del Monasterio de Santo Domingo de Silos:

o la de los monjes de la Abadía de Saint Maurice et Saint Maur de Clervaux:

Como versión más participadas y de ámbito litúrgico podemos atender la de Notre-Dame de París en el día de Pentecostés

Y a pesar de la deficiente calidad, quiero mostrar este video solo por el hecho de que muestra la procesión de la liturgia de la Puerta Santa y los primeros compases del canto en el magnífico escenario del entorno catedralicio compostelano.

Latin

Veni, Creator Spiritus
mentes tuorum visita
Imple superna gratia quae
tu creasti pectora.

Qui Paraclitus diceris,
donum Dei Altissimi,
fons vivus, ignis, caritas,
et spiritalis unctio.

Tu septiformis munere,
dexterae paternae digitus,
tu rite promissum Patris,
sermone ditans guttura.

Accende lumen sensibus,
infunde amorem cordibus,
infirma nostri corporis,
virtute firmans perpeti.

Hostem repellas longius,
pacemque dones protinus,
ductore sic te praevio,
vitemus omne noxium.

Per te sciamus da Patrem,
noscamus atque Filium,
teque utriusque Spiritum
credamus omni tempore.

Deo Patri sit gloria,
et Filio qui a mortuis surrexit,
ac Paraclito in saeculorum saecula.
Amen.

Traducción al Castellano

Ven Espíritu creador;
visita las almas de tus fieles.
Llena de la divina gracia los corazones
que Tú mismo has creado.

Tú eres nuestro consuelo,
don de Dios altísimo,
fuente viva, fuego, caridad
y espiritual unción.

Tú derramas sobre nosotros los siete dones;
Tú el dedo de la mano de Dios,
Tú el prometido del Padre,
pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra.

Enciende con tu luz nuestros sentidos,
infunde tu amor en nuestros corazones
y con tu perpetuo auxilio,
fortalece nuestra frágil carne.

Aleja de nosotros al enemigo,
danos pronto tu paz,
siendo Tú mismo nuestro guía
evitaremos todo lo que es nocivo.

Por Ti conozcamos al Padre
y también al Hijo y que en Ti,
que eres el Espíritu de ambos,
creamos en todo tiempo.

Gloria a Dios Padre
y al Hijo que resucitó de entre los muertos,
y al Espíritu Consolador, por los siglos de los siglos.
Amén.

Esta entrada fue publicada en 15-Veni Creator Spíritus y la Apertura de la Puerta Santa., B - MÚSICA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s