9- El Rapto del Gozo Peregrino

1118_monte-do-gozo-vista-aerea          El Monte do Gozo es hoy día un complejo geográfico urbanístico que ha perdido en buena medida lo que debió ser en el pasado, en especial en la Edad Media, en donde se concebía como una elevación específica cuyo valor peculiar inconfundible era ser el punto desde donde se veía por primera vez Compostela, y la tradición recoge que desde este lugar los peregrinos divisaban por primera vez la ciudad de Santiago y las torres de su catedral que, como lirios, apuntaban desafiantes hacia el cielo compostelano, y al peregrino que llegaba primero se le designaba “rey de la peregrinación”.

 100_0190         La historia recuerda cómo los caminantes franceses, al vislumbrar la proximidad del montículo, gritaban «Mon joie!, mon joie!» y echaban a correr hacia su alto. Este es el origen del topónimo “Monte del Gozo” y quien llegaba primero a su cima y alcanzaba esa conquista visual, recibía el título de rey de la peregrinación por sus compañeros. Lograr esta designación tenía su relevancia y, en consonancia con ello, algunos estudios avalan incluso que los apellidos Roy y Leroy, franceses, y Rey, español, tienen su origen en este hecho. Y no es difícil imaginar la importancia y la emoción del momento en el grupo de peregrinos extenuados que, alrededor de su singular rey, después del alegre alboroto del éxito y del nombramiento, quizás alzándole en hombros e improvisando alguna corona de ramas, se arrodillan, lloraban y entonan cantos de alabanza: “Te Deum, laudanos…”, ante la proximidad de la tumba del Apóstol.

5256532181_3d6fd540a8_o - copia          La cuestión tenía su importancia en el pasado para grupos rezagados que, limitados por alguna lesión o enfermedad, llegaban a este punto ya de noche. Con este fin, la torre Berenguela, en su parte más alta, lucía con la llamada “linterna”, o torreta que además de su valor de remate ornamental, se distinguía en la distancia gracias a su luz encendida que guiaba a los peregrinos. Todavía hoy se enciende en los años Jubilares y ocasiones señaladas en recuerdo de su función de guía de los peregrinos. A pesar de la enorme cantidad de luces de la ciudad contemporánea que mitigan su identidad, todavía puede distinguirse con nitidez en las noches desde el Monte del Gozo, lo que revela la importancia que debió tener esta luz en las noches en que constituía una luz única en el horizonte de los peregrinos.

httppacolima.blogspot.com.es          Lamentablemente se puede decir que todo esto está hoy muy diluido, a pesar del magnífico monumento local de unos peregrinos de bronce que recoge la emoción de la primera visión de las torres compostelanas, y que una gran cantidad de peregrinos en ruta a punto de entrar en Compostela, suelen perderse esta milenaria experiencia a consecuencia de la creación del gran complejo urbanístico del monte del gozo que ha distorsionado en buena medida el acceso a este mítico punto que debería constituir una culminación ideal para el peregrino que está a punto de concluir.

Rincones-del-Mundo-22230. Pepeviajero          La capilla de San Marcos, último lugar donde, si está abierta, el peregrino puede sellar su credencial, el llamativo monumento a la visita del Papa Juan Pablo II en la Jornada Mundial de la Juventud de 1989, y sobretodo el mastodóntico complejo albergue reconvertido en buena medida en residencia vacacional turística, así como la OLYMPUS DIGITAL CAMERAtotal ausencia de señalización clara que informe al peregrino de cómo acceder al mítico punto desde donde se visualizan las torres de la catedral, es la razón de que este emblemático lugar suela pasar desapercibido y el peregrino se detenga en las inmediaciones del monumento papal, pero sin llegar al punto preciso desde donde se logra la visión de las torres. Parece incomprensible que se robe al peregrino esta experiencia y que la señalización no avise con plena claridad que nos aproximamos este mítico lugar que ningún peregrinos debería perderse y que incluso mucha gente del lugar ignora. Lamentable e incomprensible que este lugar singular que incluso ha sido limpiado y reparado para su mejor disposición, pase mayormente desapercibido a los peregrinos que creen estar en el Monte del Gozo pero no llegan a coronar el emblemático instante. Algunos, si es que llegan a enterarse de la cuestión, y si les quedan fuerzas y ganas, así como información de cómo llegar, vuelven a este punto donde los peregrinos de bronce gozan del instante eterno de contemplar las torres que custodian la tumba apostólica. Aunque no es lo mismo, el lugar sigue siendo emblemático y de visita recomendable.

          El momento crítico está al llegar a la modesta capilla de San Marcos, junto al monumento al papa Juan Pablo II.  Para alcanzar Santiago, desde la capilla de San Marcos, los peregrinos tienen dos opciones: la primera y más utilizada y más directa que equivale a continuar el camino que traemos, es la de iniciar el descenso a la capital compostelana siguiendo por la derecha de la capilla, por la inmediata Rúa do Gozo. Es la más señalizada y la que absorbe mayor cantidad de peregrinos que se pierden así el paso por el punto de visión de las torres. 

          La segunda y mucho más recomendable si se desea disfrutar del mítico lugar, es la de continuar por la izquierda de la capilla, entre la propia capilla y el monumento al papa, unos 600 m. sobre el camino-sendero, que por la izquierda de la capilla, atraviesa el campo que rodea el complejo del Monte del Gozo y la Rúa das Estrelas, para poco después alcanzar el monumento al Peregrino, unas estatuas que saludan gozosamente la visión de las torres de la catedral.

         Una vista aérea de Google Maps permite entender lo que a menudo suele ocurrir al peregrino que, fatigado y deseoso de entrar en Santiago, llega al lugar por la Rúa de San Marcos, selle su credencial, si está abierta, en la capilla local, acaso se detenga unos instantes a visitar el 100_0186monumento a la visita del Papa e incluso se fotografíe ante él, y dada la disposición del complejo urbanístico del mastodóntico albergue de peregrinos y ante su vallado, la falta de clara señalización informativa, y la lógica tendencia a continuar la ruta que indican los mojones jacobeos y las flechas amarillas, continúe su marcha por la Rúa do Gozo por la que desciende raudo hacia la ciudad por una vía sin acceso al verdadero lugar del gozo peregrino que, sin percatarse, dejan a su izquierda (marcado con una bandera), entrando poco después por San Lázaro en el entorno urbano hasta llegar a la ciudad monumental donde el Apóstol Santiago espera nuestro abrazo y donde a menudo se olvida el trance que le ha sido raptado, ante la fachada del Obradoiro, la plaza de Platerías o el Pórtico de la Gloria.

Google_mapjpg

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 9- El Rapto del Gozo Peregrino, F- CRÓNICAS PEREGRINAS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a 9- El Rapto del Gozo Peregrino

  1. José Ignacio H. Toquero dijo:

    Pues sí Alberto, y ahora por lo que veo en las fotos, al menos parece que se ven las torres desde el punto clave, porque la primera vez que yo estuve estaban realmente ocultas por la maleza y los árboles que había dejado crecer justo delante.

  2. Antonio Prats dijo:

    Felicidades, Alberto, una vez más por tus interesantísimas aportaciones. ¡Llevo nueve llegadas a Santiago y nunca he estado allí! ¡menuda supina ignorancia la mía! Seguro que la próxima vez (que espero que la haya) no me lo voy a perder.

  3. Antonio Prats dijo:

    Alberto: te adjunto una aclaración que me ha hecho un amigo francés, compañero de muchos Caminos, a quien había reenviado tu texto: Para ser un poco preciso el grito de “montjoie” y no “mon joie” es un grito de alegria que se utilizaba en la edad media por cualquier evento. Por ejemplo se empleaba en la guerra para darse un poco de animo. Los cruzados utilizaban “montjoie dieu aide” y cuando el rey de Francia iba a la guerra con la bandera roja de Saint Denis se gritaba “montjoie Saint Denis” el equivalente de “Santiago y España”

    • Gracias por la precisión, amigo Antonio. Puedes explicar a tu amigo francés que además de su acertada precisión, en el Camino de Santiago ese grito de alegría, como un juego semántico, se transformó de “montjoie” a “mont joie” que en español se tradujo literalmente en Monte del Gozo, asociado a la visión de las torres de la catedral compostelana.

      • Marcos Antonio dijo:

        Entonces, como se por donde entrar al complejo albergue de Monte do Gozo para dormir allí? Y cómo encuentro el monumento de los peregrinos?

      • En el plano, que es ampliable, tienes detalla de todo ello. El monumento a los peregrinos está cercano al complejo y está indicado en el plano con una bandera

  4. Que pena siento mucho decir si. Es una pena los intereses del honble. De epeluar y con el prstrimonio de los PELEGRINO. Y tomto consumismo. Y MUDANIDA Y IMORAL. SE APERDIDO LOS VALORES ESPÍRITU Y EDUCACION Y RESPETO..

    • Amigo Salvador, tampoco creo que sea para tanto, esta cuestión creo simplemente que ha sido consecuencia de un descuido que por fortuna creo que va a ser corregido. En mi último paso por allí vi algunas obras dirigidas a que el peregrino recupere la posibilidad de pasar de nuevo por ese emblemático lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s