9- El Capitel de David y los músicos

1441387_10200920045911198_2036566167_n          El pasado sábado día 23 de Noviembre de este 2013 que va finalizando, se constituyó en Jaca el Equipo Académico del Centro de Documentación Digital e Investigación del Camino de Santiago, al que fui invitado en calidad de asesor musical. En este acto se presentaron los dosieres de viabilidad de éste proyecto y se sentaron las primeras bases de su puesta en marcha.

          Aunque preliminar, una de las conclusiones que se pusieron sobre la mesa de trabajo es que para que el proyecto tenga sentido y éxito debe tener los pies en el Camino y ceñirse a lo que es cultura jacobea, no divagar sobre aspectos académicos que llegarían a pocos, y servir al Camino, no servirse de él.

131 Ciudadela Jaca fotoscarlosky.blogspot.com.esciudadela-de-jaca Foto de xunetu

          Hubo, además de la mesa de trabajo, un componente cultural con interesantes visitas, primero a la imponente Ciudadela, y después al Museo Diocesano de la Catedral jacetana. En esta visita vimos verdaderas joyas del románico pero como asesor musical del encuentro mis neuronas repararon sobretodo en el capitel del Rey David y los Músicos, que será motivo de este artículo.

Bernardus G08          Este capitel, excelente obra del llamado “Maestro de Jaca”, probablemente un tal Bernard que aparece como firma en alguna de las tallas con el nombre completo o la inicial “B”, está labrado en sus cuatro caras. Tres de ellas muestran figuras de medio relieve que representan una abigarrada orquesta musical presidida por el rey David rodeado de once músicos tañendo diferentes instrumentos, mientras que la parte posterior está trabajada con finas incisiones que simulan unas hojas de acanto. Los once músicos que acompañan al monarca, saturando toda la cesta del capitel, se hallan en posiciones un tanto forzadas, cumpliendo la norma románica de “adaptación al marco” sin que por ello pierdan un ápice de naturalidad en el manejo de los instrumentos.

http://www.romanicoaragones.com

          Se desconoce la ubicación original del capitel, aunque los investigadores han sugerido varias localizaciones: el antiguo claustro románico, como parteluz de la portada principal o formando parte de un coro pétreo situado en la nave central del templo.

jaca10          El capitel del Rey David y los músicos constituye uno de los ejemplos más antiguio y mayor calidad artística de esta iconografía tan habitual en el románico del Camino de Santiago, la cual pudo tomarse de los salmos y otros libros del Antiguo Testamento o puede responder a la cristianización del mito greco-latino de Orfeo.

          Durante largos meses el capitel ha sido sometido a un completo proceso de restauración hasta que en abril de 2011 ocupó su lugar definitivo sobre un pedestal frente al vano oriental de acceso al claustro que nos permite apreciarlo con detalle por todas sus caras. Su reubicación no implicó que la restauración se diera por concluida, sino que prosiguió “in situ” a fin de que se aclimatara y quedara plenamente protegido.

          Además de su importancia artística, como pieza excepcional del arte, esta obra representa también un gran documento musicológico al reflejar con gran detalle un amplio repertorio de instrumentos musicales medievales.

          Muestra de ello en la cara de la izquierda aparecen cuatro personajes tocando un laúd corto de una sola cuerda (en amarillo), bajo él, agachado y sentado en una “misericordia” un músico toca un instrumento infrecuente en las representaciones escultóricas como es el órgano positivo (en rojo). Por delante de ambos otra pareja de músicos suenan una flauta de pan (azul) y un cuerno (verde).

IMG_2813-DavidyMusicos05

          La cara frontal o principal está presidida por el rey David. Se le representa barbado, con la corona de sección rectangular sobre su cabeza y sentado en una silla de tijera rematada con garras y cabeza de león. Está tocando una vihuela de arco o fídula, sostenida con la mano izquierda y apoyada su caja sobre la rodilla izquierda mientras la hace sonar con el arco que maneja con la diestra. Está flanqueado por dos músicos a los que el artista dio mayor jerarquía que al resto, tanto por su preeminente posición como por su mayor tamaño que el del resto de los músicos. Ambos tañen instrumentos de cuerda, al igual que el rey: en tono rosa el salterio medieval de cuatro cuerdas, y en tono azul  un arpa mediana de nueve cuerdas de fácil transporte. Es con este músico con quien el rey parece establecer un diálogo visual mientras dirige a los músicos del lado derecho con su mano izquierda levantada y el índice extendido.

IMG_2815-DavidyMusicos06

Tomás Mayor, “O gaitero Sasal” con chiflo y salterio en Jaca, años 20 del pasado siglo.          El mayor número de personajes aparecen en la cara de la derecha, portando diferentes instrumentos de viento: un cuerno con boquilla (rojo), otro cueno simple (amarillo), una flauta de pan o siringa (morado), un tercer cuerno (marrón) y un extraño instrumento angulado en forma de “Z” o “4” forrado probablemente de piel de culebra como los actuales chiflos (verde).

IMG_2814--DavidyMusicos07


          En la cara posterior se aprecia la forzada postura de algunos de los músicos que se han representado sentados en unos pequeños salientes de la prolongación posterior de la cesta del capitel (marrón y rojo). Su diseño no es el de una cara lisa, sin trabajar, como correspondería a una cara oculta en su lugar primitivo. Pero por sorpresa la cara oculta se labró a base de sendas volutas angulares que confluyen hacia la mitad de la pieza prolongándose en un volumen rectangular sobresaliente del collarino con su cara libre tan solo desbastada, que sería la zona oculta. Es una circunstancia que apoya la idea de que esta pieza coronase un parteluz, que explica que buena parte de su cara posterior quedase también a la vista.

DavidyMusicos12DavidyMusicos08

         

          El conjunto de instrumentos musicales representados muestran la influencia de culturas diversas como el mundo grecolatino, Bizancio, Oriente Medio o el norte de África. Sin embargo el único instrumento del que no hay referencias escritas ni gráficas es el aerófono con forma de Z, del que también se ha especulado que pudiera ser una invención del artista.

Fuentes documentales: Museo Diocesano de la Catedral de Jaca y página web del románico aragonés.
Esta entrada fue publicada en 9- El Capitel de David y los músicos, B - MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s