3- Prodigio en la Colegiata del Sar

IMG_0003IMG_0001          Soy peregrino recién llegado a Santiago, aún con la embriaguez del ritual compostelano del abrazo al Apóstol, el apoyo de la mano en el parteluz, la recogida de la credencial y el encuentro con los compañeros de camino ante la fachada de la catedral y la comida con ellos en casa Manolo.

IMG_0002          Queda una promesa por cumplir que no puede quedar sin saldar. Además de mis tres hermanos peregrinos alemanes, se incorporan dos buenos amigos que compartirán un momento dichoso. Se trata de volver nuestros pasos peregrinos hasta la Colegiata de Santa María del Sar, para admirar su claustro y sus inclinadas columnas y, sobretodo para cantar una acción de gracias.

Claustro de Santa María del Sar. Foto de nieves tomada de su blog          Llegamos cuando están a punto de cerrar. Hay poca gente. Admiramos su claustro y sus dependencias, y entramos en su iglesia donde sus columnas asombrosamente inclinadas, nos saludan.

184          Desde la parte más posterior de la nave central pero frente al altar mayor, me dispongo a cumplir lo prometido. Mientras inhalo aire para insuflar el tórax, siento que lo que entra en mis pulmones es un aliento mágico, y me invade la convicción de que lo que va a ocurrir y sonar allí va a ser algo extraordinario. En mi ánimo flota el gozo del peregrino recién entrado en Compostela y mi propósito es proclamar mi júbilo. Quiero que mi canto sea una alabanza al Apóstol. Quiero que sea un homenaje al encuentro entre peregrinos más allá de las lenguas. Quiero que sea un himno dedicado al Espíritu del Camino con el que he hablado en la soledad de los montes. Quiero que sea un diálogo con el mismo Dios que nos contempla dentro y fuera del templo. Quiero que sea una comunión de amistad con los compañeros de ruta y los amigos presentes y ausentes.

Canto Sar          Viene a mi mente la invocación al Espíritu Santo, canto gregoriano que se utiliza no solo en Pentecostés y ritos eclesiásticos, sino también en actos académicos con significado de apertura o inauguración; también en la apertura de la puerta Santa los días 31 de Diciembre que preceden a un Año Santo. Ya está el sonido en el aire, acabo de emitirlo con emoción, ya está en el espacio mi timbre, reconozco el color de mi voz, siento como se extiende por la nave central hasta el altar mayor, y desde allí como se refleja y se proyecta por las naves y por las inclinadas columnas, entre las que rebota y se amplifica, circulando a raudales en circuitos caprichosos entre las piedras milenarias que lo difunden por todo el recinto del templo y lo enriquecen entre sus gruesos muros románicos, entres sus bóvedas de cañón, entre sus arcos fajones, entre sus ábsides semicirculares, entre sus vanos laterales y su rosetón de entrada, y después de ese circuito realimentador y laberíntico, retorna el sonido a mis oídos con muchos más armónicos y quilates de los que yo emití. Ya no soy yo el que canta, es el templo mismo y su caja de resonancia pétrea quien lo hace en ese momento mágico del que soy un espectador más:

Veni, Creator Spiritus,
mentes tuorum visita.
Imple superna gratia
quae tu creasti pectora.
Quidiceris Paraclitus,
Altissimi donum Dei,
fons vivus, ignis, caritas,
et spiritalis unctio.
Deo Patri sit gloria,
et Filio qui a mortuis,
surrexit, ac Paraclito
in saeculorum saecula.
Amen“.
 

          Algunos sones escapan por el portón semiabierto que da al claustro, y suben hasta el cielo como un enlace divino, y El Espíritu Jacobeo responde a la invocación, y se hace presente en ese lugar recóndito y poco visitado de Compostela, entre los muros sólidamente reforzados por los robustos arbotantes de la Colegiata de Santa María del Sar.

sar1

 

Esta entrada fue publicada en 3- Prodigio en la Colegiata del Sar, F- CRÓNICAS PEREGRINAS. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 3- Prodigio en la Colegiata del Sar

  1. Rita dijo:

    Como siempre, un lindisimo texto, capaz de despiertar fuertes emociones en todo corazón peregrino que lo lee.Muchas gracias por compartir.Me quedé encantada y emocionada .Tuve la sensación de estar presente, con vosotros, en eso momento de tanta espiritualidad.

  2. krawill dijo:

    Yo también tengo la sensación de haber estado presente en ese sublime momento😉

  3. Mónica dijo:

    Hermoso lugar y muy bien descripto por tus palabras, felicitaciones estuvimos un ratito en la iglesia acompañandote en tu canto. Mónica desde Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s