6- La Pernette

 Image-3-copie-1         La Pernette se lève, o simplemente la Pernette, es una canción tradicional francesa cuya versión más antigua es del siglo XV. De ella existen diferentes versiones en todas las regiones de lengua romance.

La pernette          “Pernette”, es “muchacha”, no un nombre propio, de modo que es una manera general de designar a las jovencitas, según el nombre de su tocado o cofia tradicional, la “perna”. Se trata pues de un término genérico no referido a una joven en particular.

 Santa Isabel de Hungría hilando para los pobres, Marianne Stokes (1855–1927)         Como la “Guapa Doette” de otra canción francesa, nuestra “Pernette” se sienta a su ventana, en ciertas variantes, antes de dedicarse a su tarea: hilar hilo con su rueca. Su madre está con ella, en la habitación de las damas, y el diálogo con ella proporciona la aparición sucesiva de los protagonistas de la canción.

 ne-pleure-pas-jeanette1petit         Su historia es como la de la famosa “No pleure pas Janette” que es una canción infantil del siglo XIX cuyo origen es nuestra Pernette; o bien como “la hija del rey al pie de la torre “, que tampoco quiere “un conde, un barón, un señor”, sino a “su amigo Pierre, que está preso”.

          Pero la peculiaridad de Pernette, que la hace tan entrañable a nuestros corazones peregrinos, es que la enamorada pide ser enterrada con su enamorado en el Camino de Santiago, que se convierte en lugar de la unión de los amantes en la eternidad.

 cruz en el Camino de Santiago         Los peregrinos representan aquí a los barqueros de las almas de los difuntos, como en la canción menos refinada, más rústica, pero conmovedora a pesar de todo, de “Bouvier”. Allí representan la creencia que equipara la peregrinación jacobea al viaje de las almas hacia el más allá. ¿No afirma un proverbio galaico-portugués que el que no va a Santiago en vida, irá allá después de su muerte?.

          Una última observación, en forma a la vez de sugerencia y de interrogante: la bella joven pide que la tumba de su amigo (o qué sus dos tumbas, en ciertas versiones) sean cubierta de rosas, como evidencia del amor representado en la flor. En cuanto a la suya propia, desea que sea adornada con “todas las flores”, o “mil flores”, en otras versiones, o con «Mille-fleurs», que es otro nombre del viburno, que según H. Daveson, puede designar también la clemátide, y otras plantas de la familia de la madreselva, que necesitan un soporte para desarrollarse. Esta evocación floral, al final de nuestra canción, podrían entonces tener el mismo significado que el entrelazamiento de la rama de avellano y de la brizna de madreselva en la endecha de la Madreselva de Marie de Francia:

« Belle amie, ainsi est de nous, ni vous sans moi, ni moi sans vous ».
“Querida amiga, así es de nosotros, ni tú sin mí ni yo sin ti”
 
 
 
La Pernette se lève,                                                             La Pernette se levanta,
Tra-la la la la la la la la la la la la la,                             Tra la la la la la la la la la la la la la,
La Pernette se lève                                                              La Pernette se levanta
Trois heures avant le jour. (ter)                                      Tres horas antes del amanecer. (B)
 
Elle prend sa quenouillette,                                              Toma su rueca,
Avec son petit tour.                                                             Con su pequeña torre.
 
A chaque fois qu’elle vire,                                                  Cada vez que da una vuelta,
Pousse un soupir d’amour.                                                Exhala un suspiro de amor.
 
Sa mère lui demande,                                                         Su madre le pregunta:
« Pernette, qu’avez-vous?                                                  Pernette, ¿qué tienes?
 
Avez-vous mal de tête,                                                        ¿Tienes dolor de cabeza,
Ou bien le mal d’amour?                                                    O el mal de amor?
 
– N’ai pas le mal de tête,                                                     No tengo dolor de cabeza,
Mais bien le mal d’amour.                                                 Sino mal de amor.
 
– Ne pleurez pas, Pernette,                                                 No llores, Pernette
Nous vous marierions.                                                       Te casaremos.
 
Avec le fils d’un prince,                                                      Con el hijo de un príncipe,
Ou celui d’un baron.                                                           O el de un Barón.
 
– Je ne veux pas d’un prince,                                            No quiero un príncipe,
Ni d’un fils de baron.                                                         Ni hijo de barón.
 
– Je veux mon ami Pierre,                                                 Quiero a mi amigo Pedro,
Qui est dans la prison.                                                       Que está en la prisión.
 
– Tu n’auras pas ton Pierre,                                              No tendrás a tu Pedro
Nous le pendoulerons.                                                       Le colgaremos.
 
– Si vous pendoulez Pierre,                                               Si colgáis a Pedro
Pendoulez-moi aussi.                                                        Colgadme a mi también.
 
Au chemin de Saint-Jacques,                                           En el camino de Santiago,
Enterrez-nous tous deux.                                                  Enterradnos a los dos.
 
Couvrez Pierre de roses,                                                   Cubrid a Pedro de rosas,
Et moi de mille fleurs.                                                        Y a mi de madreselvas.
 
Les pèlerins qui passent,                                                   Los peregrinos que pasen,
Se mettront à genoux.                                                       Se arrodillarán.
 
Diront : ‹ Que Dieu ait l’âme,                                          Dirán: “Que Dios acoja el alma,
Des pauvres amoureux ;                                                  De los pobres enamorados;
 
L’un pour l’amour de l’autre,                                           Uno por amor al otro,
Ils sont morts tous les deux. ›                                           Ambos han muerto”.
 
 
 
 
 
Esta entrada fue publicada en 6- La Pernette, B - MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s